Como cada año, la consultora estadounidense Gartner publica un informe en el que destaca las futuras tendencias de las tecnologías estratégicas. Esto es lo que debería depararnos el año 2021.

El mundo de las nuevas tecnologías está en constante cambio y es muy útil que consultoras como Gartner examinen cada año las tendencias actuales. Esto les permite poner en perspectiva las principales innovaciones del mañana en los distintos campos de la alta tecnología. 2021 promete ser un año apasionante en este sentido, sobre todo porque los futuros desarrollos tecnológicos están impulsados en gran medida por la crisis sanitaria.

Estas son las tendencias tecnológicas que, según Gartner, tendrán una fuerte influencia en los próximos meses y años.

El Internet de los comportamientos

Conocido en inglés como “Internet of Behaviors”, o IoB, este concepto engloba las tecnologías asociadas al seguimiento de las personas. Esto incluye la geolocalización, el reconocimiento facial, la información publicada en las redes sociales, las búsquedas de los comercios online… todo ello constituye un “rastro digital” que permite identificar y dirigirse específicamente a las personas. Este “rastro” es muy importante, tanto para las empresas privadas como para los agentes públicos, que pueden utilizarlo para mejorar sus servicios, pero también para asesorar mejor a los usuarios.

Uno de los principales retos del IoB es encontrar un compromiso para que los datos recuperados y entregados a las empresas y a los agentes públicos sean ventajosos tanto para éstos como para el propio usuario. Por ejemplo, aunque los coches del futuro podrán informar a las fuerzas del orden sobre el incumplimiento de las normas de tráfico, también deberían poder informar a las compañías de seguros sobre el buen comportamiento del conductor al volante para concederle una bonificación adicional. Un ejemplo que pone de manifiesto la complejidad potencial del sistema.

La experiencia “total”

La experiencia total podría resumirse mezclando la experiencia del cliente, la del empleado y la del usuario para crear un conjunto coherente, interactivo y sin fricciones. Según Gartner, la crisis sanitaria es una de las cosas que ha motivado a las empresas a fijarse en esta experiencia total.

El ejemplo que se da es el siguiente: un cliente de una empresa pide una cita online en el sitio web de la empresa (experiencia del cliente). Cuando llega al local al acercarse su cita, se activa una aplicación que guía a la persona por las distintas etapas del proceso (experiencia de usuario). Por su parte, los empleados son notificados de la llegada del cliente y se adaptan según el contexto (experiencia del empleado). Se supone que la experiencia obtenida facilitará el proceso global y satisfará a todos.

La Privacidad informática

Este concepto, en inglés “Privacy-Enhancing Computing”, pretende reunir tres tipos de tecnologías destinadas a proteger los datos de los usuarios y proporcionar un marco para el análisis de datos. El primero se refiere a un entorno de confianza para el análisis de datos, el segundo está destinado al procesamiento descentralizado de los datos medidos y analizados, y el tercero garantiza que los datos se cifren antes del análisis. En este tercer caso, destaca el cifrado homomórfico, porque permite que un tercero procese datos cifrados y devuelva un resultado cifrado al propietario, sin conocer nunca el contenido de los datos ni siquiera los resultados.

Gartner cree que la democratización de estas tecnologías facilitará a las empresas compartir datos seguros en entornos que no controlan totalmente, como en otros países, sin arriesgarse a ponerlos en peligro.

La nube pública distribuida

Para Gartner, el futuro de la nube pública está en la nube distribuida. Esto es exactamente lo contrario de la nube centralizada, donde todos los datos almacenados están en un solo lugar. Según Gartner, las empresas que ofrecen servicios en la nube optarán por multiplicar las ubicaciones físicas para acercar los datos a sus usuarios, pero también para preocuparse menos por el riesgo de incidentes en la red. El mejor rendimiento y los menores costes de gestión también se citan como razones para que muchas empresas consideren los servicios en la nube.

Mayor accesibilidad a los servicios

Bautizada por la empresa como “operación en cualquier lugar”, esta tendencia es una de las consecuencias directas de la democratización del teletrabajo en los últimos meses. Implica el desarrollo de tecnologías y servicios accesibles desde cualquier lugar. Esto afecta tanto a los empleados de la empresa como a sus clientes.

La lógica de este enfoque es “digital y a distancia sobre todo”. Las herramientas deben estar diseñadas para trabajar a distancia y ser totalmente desmaterializadas. Lo que está en juego con estas evoluciones tecnológicas reside tanto en las propias tecnologías como en los hábitos de los empleados y clientes, que deben evolucionar adaptándose a estos nuevos usos.

Red de ciberseguridad

Para Gartner, instalar un antivirus en cada máquina para protegerla localmente no es realmente la visión futurista de la ciberseguridad. La “malla de ciberseguridad” es más bien una solución desplegada en la nube, donde todos los activos digitales estarían protegidos con un acceso global seguro.

Este enfoque también se plantea por la crisis sanitaria y la democratización del teletrabajo, que saca a muchos periféricos, pero también a los usuarios, de una esfera “física” segura creada por la empresa.

El negocio inteligente y flexible

Gartner describe el principio de “empresa inteligente compuesta” como la capacidad de una empresa para adaptarse y reorganizarse en función de cualquier situación. Esto requiere tecnologías que proporcionen un mejor acceso a la información con mejoras fáciles de implementar, todo ello utilizando herramientas reactivas y modulares.

La empresa de investigación señala que muchos procesos empresariales no resistieron la crisis sanitaria porque no eran lo suficientemente flexibles. La implantación de métodos más ágiles y más fáciles de adaptar según las necesidades es, por tanto, una de las misiones esenciales de los CIO y los responsables de IT de las empresas.

Ingeniería de IA

Una de las tendencias en nuevas tecnologías para 2021 será integrar aún más la inteligencia artificial en los desarrollos realizados por las empresas. Sin embargo, se calcula que en uno de cada dos casos los proyectos relacionados con la IA no pasan de la fase de prototipo. Para remediarlo, la aplicación de una verdadera estrategia de ingeniería de la inteligencia artificial debería permitir limitar los problemas encontrados por las empresas, en particular en términos de mantenimiento, evolución y gobernanza de las soluciones asociadas a la IA.

Gartner cree que la ingeniería de la IA se apoya en tres pilares fundamentales: DataOps, ModelOps y DevOps, que están diseñados para centrarse en los datos, los modelos de desarrollo y los cambios dinámicos de código. La agencia también se refiere a la aparición de una “IA responsable” capaz de gestionar las cuestiones de confianza, transparencia, equidad, ética y cumplimiento asociadas a las tecnologías que utilizan algoritmos considerados inteligentes.

Hiper-Automatización

Considerada por algunos como una forma de fatalidad en un mundo cada vez más impulsado por la tecnología, la hiper-automatización es la última tendencia mencionada por Gartner en su top 2021. Consiste, para una empresa, en utilizar la tecnología para automatizar el mayor número posible de tareas. Gartner cree que la crisis de Covid-19 ha motivado a muchas empresas a acelerar este proceso dentro de sus operaciones, pero no necesariamente de forma muy eficiente. De hecho, algunas empresas han automatizado ciertos procesos, pero todavía necesitan vincularlos para crear un conjunto coherente.

La clave de la hiper-automatización es, por tanto, establecer un sistema amplio, conectado y coherente, lo que puede ser muy costoso. Pero, al final, el resultado debería ser rentable y ahorrar tiempo: la inversión parece, pues, viable a largo plazo, y la automatización de todas las tareas que la hacen posible parece, por tanto, inevitable.

Leer también: Las 10 tendencias tecnológicas a seguir en 2020 (Francés)