De manera habitual, el teletrabajo requiere una excelente organización y algo de tiempo por parte de cada uno de nosotros para adaptarnos a esta forma de trabajar. Teletrabajar es fácil cuando estás solo, pero cuando tienes que compartir el espacio de trabajo con tu pareja e hijos, ¡las cosas empiezan a complicarse! Aquí os dejamos algunos consejos creados por un especialista en teletrabajo.

La vida cotidiana, de repente, deja de serlo y se pone patas arriba: todos tenemos que quedarnos en casa sin salir y, además, tenemos que continuar con las actividades escolares y profesionales. Es decir, el espacio vital se convierte en el espacio de trabajo, el aula y el patio de recreo, todo a la vez.

Es hora de poner todo en orden y establecer algunas reglas nuevas para convivir.

Encuentra tu lugar

Para poder trabajar en casa, es importante separar, o por lo menos, dividir el lugar de trabajo y el espacio vital, idealmente de manera física, pero también psicológicamente.

Si el espacio lo permite, tener una habitación por persona hace posible que cada uno tenga claro y definido donde tiene que situarse para realizar sus tareas. “Si no hay suficiente espacio, puedes usar todas las habitaciones, incluso la sala de estar y la cocina, siempre que haya un lugar reservado y preparado para este uso“, explica David Bonnivard, especialista en teletrabajo.

En la misma línea, es mejor reservar el sofá para el ocio y preferir una silla cómoda con una buena mesa para trabajar. Esto es así, ya que estar trabajando donde generalmente te relajas, da la impresión de que estás trabajando durante las 24 horas del día. “Si tienes que trabajar en la mesa en la que comes, es importante que no te sientes en el lugar habitual para evitar esa sensación de trabajo continuo a todas horas“, explica David Bonnivard. 

Gestiona tus horarios

Es importante respetar los horarios y organizarte con tu cónyuge, si se da el caso. Uno puede cuidar a los pequeños mientras el otro trabaja y viceversa”, recomienda David Bonnivard. “Evita hacer varias cosas al mismo tiempo, aun a sabiendas de que esto no es fácil en presencia de niños pequeños. Ellos también son conscientes del aspecto excepcional de la situación y necesitan tener tranquilidad“.

Por lo tanto, la clave será reservar un momento para cada actividad a realizar. También es muy importante intercalar las sesiones de trabajo con momentos de relajación familiar, como puede ser un juego de mesa u otra ocupación. “Tanto para los niños como para los adultos, crear un horario que se respete todos los días ayudará a entrar en una rutina positiva“, dijo David Bonnivard.

Cuidado de niños pequeños

Los niños también tienen que adaptarse y se les debe ayudar a organizarse. “Son capaces de gestionarse a sí mismos en una tarea, pero esta debe definirse claramente con ellos de antemano“, explica David Bonnivard.
Un truco para conseguir esto es desviar su atención con tareas simples y entretenidas.

A los niños les gustan los juegos simples, rápidos y aquellas tareas que pueden dominar, por lo que colorear y otras actividades imprimibles son una buena opción. HP ofrece un gran número de opciones de este estilo de forma gratuita en la web Print & Play. Podremos encontrar páginas para colorear, pero también origamis, máscaras, marionetas e incluso rompecabezas.

Cómo compartir el ordenador

En general, el ordenador portátil con el que trabajamos en la oficina será la principal herramienta que usemos para teletrabajar. Debe ser lo suficientemente potente y seguro como los modelos de la gama HP Elite.
Si aún no lo has hecho, un punto vital es aumentar la comodidad visual, conectándolo a un monitor grande como el HP EliteDisplay S340c.

Pero en este periodo excepcional, es normal que varias personas de la casa tengan que usar un ordenador y no haya suficientes equipos para todos. Entonces tendremos que compartir los recursos. El más joven de la casa podrá seguir las lecciones ofrecidas por la escuela y el mayor seguirá compartiendo en Google Docs su tarea de matemáticas. Obviamente, esto expone al ordenador, si es el único que disponemos, al uso de personas no habituadas a su control, con consecuencias potencialmente desastrosas. Por lo tanto, es imprescindible crear una cuenta por usuario y limitar los derechos de acceso a lo que sea estrictamente necesario.

Cuidado de niños pequeños

Los niños también tienen que adaptarse y se les debe ayudar a organizarse. “Son capaces de gestionarse a sí mismos en una tarea, pero esta debe definirse claramente con ellos de antemano”, explica David Bonnivard.
Un truco para conseguir esto es desviar su atención con tareas simples y entretenidas.

A los niños les gustan los juegos simples, rápidos y aquellas tareas que pueden dominar, por lo que colorear y otras actividades imprimibles son una buena opción. HP ofrece un gran número de opciones de este estilo de forma gratuita en la web Print & Play. Podremos encontrar páginas para colorear, pero también origamis, máscaras, marionetas e incluso rompecabezas.

Cómo compartir el ordenador

En general, el ordenador portátil con el que trabajamos en la oficina será la principal herramienta que usemos para teletrabajar. Debe ser lo suficientemente potente y seguro como los modelos de la gama HP Elite.
Si aún no lo has hecho, un punto vital es aumentar la comodidad visual, conectándolo a un monitor grande como el HP EliteDisplay S340c.

Pero en este periodo excepcional, es normal que varias personas de la casa tengan que usar un ordenador y no haya suficientes equipos para todos. Entonces tendremos que compartir los recursos. El más joven de la casa podrá seguir las lecciones ofrecidas por la escuela y el mayor seguirá compartiendo en Google Docs su tarea de matemáticas. Obviamente, esto expone al ordenador, si es el único que disponemos, al uso de personas no habituadas a su control, con consecuencias potencialmente desastrosas. Por lo tanto, es imprescindible crear una cuenta por usuario y limitar los derechos de acceso a lo que sea estrictamente necesario.

Usa la videoconferencia para mantener el contacto

Los portátiles HP Elite vienen con cámara web de alta definición y un sistema de audio diseñado en exclusiva para conferencias, que incluye, como característica principal, la eliminación del ruido de fondo. Sin embargo, es mejor advertir a la familia, que será necesario evitar ser molestado durante el tiempo que dure la videoconferencia.

Antes de organizar una reunión virtual y si la conexión a Internet no es muy buena, es mejor asegurarse de que nadie en casa esté jugando en red o descargando ficheros de gran tamaño. Según lo recomendado por los operadores de Internet, debemos dar prioridad a nuestro trabajo, dejando para la noche la visualización de series y películas o los juegos en red. “Un pequeño consejo que se ha puesto muy de moda en las teleconferencias, es difuminar el fondo pantalla que muestra la cámara. De esta manera evitamos que en la llamada aparezcan involuntariamente nuestros hijos o mascotas“, sugiere David Bonnivard. Esta funcionalidad la encontramos en la última actualización de Microsoft Teams.

Fuera de la vida profesional, la videoconferencia también te permite reunirse virtualmente con familiares y amigos de manera rápida y sencilla.

Imprimir en red

Cuando toda la familia se queda en casa, la impresora se convierte en una herramienta clave. Con una pareja que trabaja y un adolescente que recibe apuntes online, una impresora segura con buen rendimiento es la mejor inversión.

La gama HP OfficeJet Pro te permite encontrar el modelo que mejor se adapte a tu uso y gracias al servicio Instant Ink recibirás automáticamente en tu domicilio los consumibles necesarios de acuerdo con su consumo. La impresora es muy fácil de compartir a través de Wi-Fi, por lo que cada miembro de la familia puede imprimir sin molestar a nadie.

Otra opción es la impresora HP Tango, que se instala de forma inalámbrica a través de la aplicación HP Smart y facilita el escaneo y la impresión inalámbrica desde un teléfono inteligente, tablet y ordenador portátil.

Último consejo y no menos importante…

En estos momentos excepcionales, “los malos” están al acecho. Proteger y asegurar la instalación en casa es una prioridad, especialmente si los niños o adolescentes usan el ordenador para navegar. En los ordenadores HP Elite todo está pensado: seguridad en Internet, reparación automática en caso de error, antivirus, etc. Con las actualizaciones automáticas puedes estar seguro de tener un equipo que siempre está protegido, sin tener que preocuparte por ello.