Imprimir, escanear, fotocopiar: hay muchas tareas que podemos realizar desde casa. Las impresoras profesionales de HP son ideales para trabajar en remoto ya que te permiten ajustar el volumen, automatizar muchas tareas recurrentes e incluso hacer que los consumibles de tinta te lleguen a casa manera automática, todo ello de forma segura.

Cuando se habla de teletrabajo, no se debe descuidar la impresión ya que es esencial para muchas tareas. De la misma manera que es sencillo trasladar un ordenador portátil para usarlo en casa, una impresora debería ser una inversión bien pensada. Además, el alcance de su uso irá mucho más allá de la mera impresión, ya que también permitirá que un documento sea escaneado o fotocopiado.

Por citar sólo un ejemplo concreto, la mayoría de las empresas de contabilidad se han visto en la necesidad de equipar a sus empleados para el teletrabajo de una impresora, ya que un gran número de operaciones requieren el uso de documentos físicos y tenían que imprimirlos. Además, está el tema crucial de la seguridad informática, ya que las impresoras son utilizadas frecuentemente por los hackers para atacar a las empresas.

Anticipar las necesidades

Para las empresas que tienen empleados trabajando desde casa, se pueden considerar dos escenarios para la adquisición de la impresora y los consumibles. El primer escenario es que el empleado puede comprar el equipo por sí mismo y luego la empresa le abonaría las facturas que presente de esas compras. Otra solución, podría ser: la empresa es la que compra el equipo y lo pone a disposición del empleado.

En ambos casos, el primer paso es evaluar las necesidades del empleado. En prácticamente todos los casos, se recomienda optar por una impresora multifunción, porque, aunque no sea algo prioritario, en algún momento se hará un escaneado o una fotocopia. Para elegir correctamente la impresora, tenemos que estimar, aproximadamente, el número de impresiones que se harán por mes, así como la proporción de color y blanco y negro.

Analizar el volumen de impresión

A partir de ahí, podemos pasar a una gama y luego a un modelo. En la mayoría de los casos, una impresora de la gama HP OfficeJet Pro se adaptará a nuestras necesidades, ya que los volúmenes de impresión que tengamos, raramente excederán de su capacidad. La primera ventaja de esta serie es que está destinada a los profesionales, incluso para pequeños volúmenes, especialmente en lo que respecta a la seguridad. Estas impresoras están diseñadas, dependiendo del modelo, para un volumen de 200 a 2.000 páginas por mes, por lo cual, cubrirán la gran mayoría de las necesidades. Si el volumen superara las 2.000 páginas por mes, es preferible elegir un modelo de la gama LaserJet Pro.

Consumibles para el hogar

Para evitar quedarse sin consumibles en el peor momento posible y también para no tener que preocuparse por ello, HP ofrece el servicio HP Instant Ink, con el que el usuario recibe los cartuchos a domicilio antes de quedarse sin tinta, de forma automática. Esta solución también es ventajosa en términos de costes, especialmente porque tiene en cuenta los volúmenes reales impresos y se adapta a las necesidades de los usuarios en cada momento. 

Optimización del uso

La impresión en casa no se limita a tener un documento para uso propio, aunque en algunas situaciones sea más cómodo que leerlo en la pantalla, por ejemplo, para corregir o anotar, o para comprobar un diseño. Hay muchos casos en los que la impresión sigue siendo inevitable, como en el caso de la transmisión de contratos firmados a mano, el envío de documentos oficiales, material de formación, etc.

Los modelos OfficeJet Pro junto con la aplicación móvil HP Smart te ayudan a ser lo más eficiente posible, automatizando el escaneado masivo o por lotes, por ejemplo para las facturas, o imprimiendo desde un dispositivo móvil, como un smartphone. Lo mismo ocurre con el escaneo. Así, es posible asociar un escaneo con el envío de un correo electrónico con el documento. Los atajos Smart Tasks que encontrarás en la app HP Smart incluso te permiten crear documentos editables y guardarlos automáticamente en la nube, independientemente de si está usando un ordenador o un dispositivo móvil.

Inalámbrico y seguro

Por último, es preferible una impresora Wi-Fi porque, sin ninguna instalación, te permitirá imprimir desde todos los ordenadores y dispositivos móviles de tu casa. Las impresoras HP OfficeJet Pro ofrecen una conexión Wi-Fi segura que protege los dispositivos y los documentos, así como una función de auto reparación para no perder nunca la conexión.

Por ejemplo, si eliges HP OfficeJet Pro 9025, te beneficiarás de todas las funciones mencionadas anteriormente, con la automatización de tareas por Smart Tasks, el sistema de reposición de tinta a domicilio Instant Ink, el uso de la tecnología inalámbrica desde cualquier tipo de dispositivo y una mayor seguridad.