La creación de muestras de dosis es una tarea larga y tediosa que se hace más a menudo manualmente. El dispensador médico HP D300e automatiza el proceso haciendo que la dispensación y la mezcla de las dosis sean automáticas, lo que acelera el trabajo, asegura una mayor precisión y evita la contaminación.

HP contribuye a la investigación médica para crear fármacos y una vacuna contra el Covid-19 poniendo sus impresoras biológicas a disposición de los laboratorios de investigación, lo que les permite acelerar su trabajo.

Impresión biológica en serie

El Dispensador digital HP D300e permite crear muy rápidamente muestras de soluciones moleculares complejas distribuyendo y mezclando soluciones de forma automatizada. Donde antes esta creación de muestras se hacía manualmente con una pipeta con el riesgo de una dosificación brusca y una larga manipulación, el D300e toma el relevo para ir más rápido y con mayor precisión.
Simplemente hay que verter unos pocos microlitros de soluciones fluidas en el dispensador, hasta ocho diferentes. A continuación, se dispensarán en el receptáculo, que puede contar varios cientos de dosis con una mezcla y dosificación extremadamente precisas sin ninguna intervención manual, evitando así todo riesgo de contaminación.

 La impresión biológica para acelerar la búsqueda de una vacuna

Simple, fiable y eficaz

Una interfaz de ordenador permite ajustar la distribución por columnas y con códigos de color haciendo la operación muy sencilla. Esto hace que sea muy fácil lograr complejas sinergias de medicamentos o comparaciones de dosis, por nombrar sólo dos ejemplos. La programación es simple y accesible para todos, incluyendo el cálculo automático de la concentración. Sólo lleva una hora aprender a dominar la interfaz. Para crear una placa de dosis completa, unos pocos minutos son suficientes.

Un activo y un acelerador para la investigación médica

El dispensador médico HP D300e es ideal para estudios de respuesta a ensayos, titulación y dispensación de pequeñas cantidades. También elimina la necesidad de una dosificación en serie, que siempre presenta un riesgo de inexactitud. El HP D300e dispensa directamente dosis por dosis. La solución de HP también permite utilizar hasta 10 veces menos cantidades de muestra. La dispensación automática evita la frustración de las tareas repetitivas sin valor añadido que a menudo tienen que repetirse una y otra vez.

El HP D300e ya equipa a muchos laboratorios en centros de investigación de fármacos, compañías farmacéuticas de todos los tamaños, agencias gubernamentales, como el CDC, e instituciones académicas, como la Universidad Estatal de Oregón. Más de 2.000 laboratorios están usando esta tecnología.

Lee también: IT al servicio de la medicina