La práctica paramédica de Flandrin reúne a siete practicantes en varias disciplinas como la podología, la fisioterapia y la neuropsicología. En cuanto a los recursos informáticos y especialmente la impresión, las necesidades son muy fluctuantes. Por lo tanto, es difícil manejar los consumibles de manera eficiente para que nunca se agoten. Un caso clásico para Instant Ink que se encarga de todo y permite a los profesionales centrarse en sus pacientes.

Manejo que requiere atención diaria

La impresión de documentos es una actividad diaria en Flandrin y las necesidades son variadas debido a la naturaleza multidisciplinaria de la empresa. «Utilizo los ordenadores para analizar la forma en que se utiliza el pie e imprimo informes que permiten al atleta mejorar su práctica. Otros profesionales en la oficina imprimen ejercicios para hacer o consejos sobre el cuidado.» explica Alexandra Grégoire. «La empresa también emplea a una secretaria que se encarga de la facturación e imprime los documentos necesarios para la contabilidad y los pacientes. ».

Por lo tanto, las necesidades son muy diferentes de un empleado a otro. Además, la cantidad de documentos impresos fluctúa constantemente, lo que complica la gestión de los consumibles.  «Es difícil predecir las necesidades y tedioso preocuparse por ellas. En varias ocasiones, la empresa se ha quedado sin consumibles en el momento de la impresión, lo que ha obligado a la empresa a precipitarse en la búsqueda de suministros.», recuerda Alexandra.

Elegir Instant Ink para gestionar los consumibles

La solución se encontró con el servicio de tinta Instant Ink de HP, que ahora se encarga de los consumibles y entrega los cartuchos sin tener que pedirlos. En primer lugar, la empresa adquirió la impresora multifunción HP OfficeJet Pro 9010, que satisface las necesidades en términos de volumen y calidad. De hecho, los informes incluyen imágenes y diagramas que requieren una impresión en color de buena calidad. Después, a través de la web de Instant Ink, registró la nueva impresora HP al servicio . No es vinculante y puede ser cancelada en cualquier momento. «La instalación y la suscripción sólo tardaron unos minutos.» explica Alexandra.

Automático y adaptado

A partir de ahora, todo se gestiona en base al consumo real comunicado por la impresora al servicio Instant Ink. «Es muy útil porque recibimos la tinta automáticamente en mano sin preocuparnos por las cantidades. Desde que nos suscribimos, nunca hemos fallado. Nuestro consumo también fluctúa mucho según las necesidades de nuestros pacientes y si es menor de un mes a otro, el excedente se acumula, lo que evita el desperdicio.» precisa Alexandra. La empresa suele imprimir entre 500 y 800 páginas al mes y la suscripción a Instant Ink se ajusta a estas fluctuaciones automáticamente. La suscripción de 700 páginas es la que ha sido elegida y permite que se acumulen hasta 2100 páginas no utilizadas. «También hemos visto ahorros financieros sustanciales desde que hemos estado usando Instant Ink», anota Alexandra.

A cada uno su oficio

« Debido a que  Instant Ink funciona de manera predictiva, estamos seguros de que siempre tenemos suficientes consumibles y que sólo pagamos por lo que consumimos. Instant Ink nos ha quitado nuestra carga de trabajo sin ningún valor añadido y por lo tanto nos libera más tiempo para nuestro trabajo que es cuidar de nuestros pacientes lo mejor posible.» concluye Alexandra.

Fotos : Flandrin 2020 © Stéphane H