Hoy en día, muchas empresas buscan actuar de forma más eco-responsable y la racionalización de la impresión es una de ellas. Si no puedes prescindir de una o varias impresoras en la oficina, el uso de tecnología, servicios y aplicaciones modernas hará que la impresión sea más eficiente y rentable. Queda pendiente la elección de la tecnología más adecuada.

La transición digital, la desmaterialización de los documentos e incluso el famoso “paperless” son tendencias cada vez más presentes en empresas de todos los tamaños. ¿Significa esto que podemos prescindir de las impresoras en el mundo profesional? La respuesta es no. Existen documentos que deben imprimirse por razones legales, de intercambio y de eficacia. Además, y en la mayoría de los casos, la impresora en las empresas se utiliza para otras funciones: también puede utilizarse para escanear, fotocopiar e incluso enviar faxes. Queda por tanto, optimizar el uso de la impresora eligiendo el modelo más adecuado.
Inyección de tinta o láser, ¿qué impresora elegir para tu empresa?

Inyección de tinta y láser: huir de las ideas preconcebidas

En concreto, el mercado de las impresoras se divide en dos categorías: las impresoras de inyección de tinta, que funcionan con cartuchos de tinta, y las  impresoras láser, que utilizan tóneres. La primera categoría suele estar asociada al uso privado, debido a la menor velocidad de impresión y al elevado coste de los consumibles, mientras que la segunda categoría parece estar sistemáticamente dirigida al mundo corporativo gracias a sus altas velocidades de impresión y a sus tóneres de gran capacidad, más fáciles de rentabilizar.

Pero si estas observaciones se han asociado durante mucho tiempo a una realidad tangible, hoy ya no es así. Los problemas de desmaterialización mencionados anteriormente limitan cada vez más la necesidad de imprimir en masa, especialmente entre las pequeñas y medianas empresas. El teletrabajo, que cada vez ocupa más espacio en las empresas, también tiende a favorecer los documentos digitales en lugar de las versiones físicas, pero también requiere la posibilidad de imprimir en casa o a distancia. En consecuencia, una impresora láser, que es masiva y costosa de comprar, no se adapta necesariamente a la estrategia de una empresa, que puede preferir un modelo multifunción de inyección de tinta, con una conexión WiFi que permita conectarla fácilmente a los ordenadores y smartphones de los empleados, incluso a distancia.

Inyección de tinta o láser, ¿qué impresora elegir para tu empresa?

La entrega de cartuchos por suscripción, una solución económica

Aunque la relación precio/impresión por página puede inclinarse favorablemente a favor de los tóneres láser, que pueden imprimir varios miles de páginas en algunos casos, también hay que ponerlo en perspectiva. Un gran número de pequeñas y medianas empresas sólo imprimen unos cientos de páginas al mes, o incluso menos, y es posible optar por una solución especialmente económica que permita evitar que se agote la tinta sin gastar mucho. Esto es lo que ofrece HP con su servicio Instant Ink.

El funcionamiento de Instant Ink es sencillo: tras definir el número de impresiones realizadas de media cada mes, el usuario del servicio se suscribe a un plan de impresión que se ajusta a sus necesidades. A continuación, HP les envía los cartuchos de tinta compatibles con su modelo de impresora cuando el usuario lo necesita y siempre antes de quedarse sin tinta. Además, la empresa ofrece a los suscriptores la opción de devolver los cartuchos usados para su reciclaje de forma gratuita, lo que forma parte de su enfoque de impresión eco-responsable. Inicialmente destinado a los particulares, HP Instant Ink se ha abierto a las empresas con un plan profesional, que les permite beneficiarse de una tarifa de 700 páginas impresas al mes por 24,99 euros, con la posibilidad de acumular hasta 2.100 páginas no utilizadas si la empresa imprime algún mes menos de lo previsto.

Inyección de tinta o láser, ¿qué impresora elegir para tu empresa?

La gran cuestión de la cantidad y la calidad

Otro punto a tener en cuenta, por supuesto, es la calidad de impresión. Si una empresa quiere tener lo mejor por una cuestión de imagen o por una necesidad real, y por lo tanto puede estar tentada de adquirir una impresora cara para obtener impresiones cada vez más nítidas y precisas, este es un punto que vale la pena considerar. ¿Qué sentido tiene comprar una voluminosa impresora láser con tóner negro y de color si la mayoría de las impresiones se limitan a una cantidad limitada de simples documentos y contratos en blanco y negro? Además, hoy en día un gran número de modelos de impresoras de inyección de tinta son capaces de imprimir en color sobre papel fotográfico, según las necesidades, sin que se note la diferencia entre una tirada convencional y una calidad a menudo superior a la de un láser. Del mismo modo, cuando los documentos tienen pocas páginas, la velocidad de impresión de varias decenas de páginas por minuto que puede mostrar una impresora láser no siempre está justificada, no sólo en las PYMES, sino también en las grandes empresas.

Inyección de tinta o láser, ¿qué impresora elegir para tu empresa?

Imprimir, sí, pero no sólo

La actualización de una flota de impresoras o la compra de uno o más modelos para una pequeña empresa puede ser una forma ideal de comenzar la transición hacia un enfoque más sin papel y menos físico. Por ejemplo, esto puede hacerse sin problemas con la solución HP Smart, que facilita el escaneo de documentos directamente a un smartphone y su transmisión sin esfuerzo a los empleados sin pasar por el buzón de impresión. Si esto es inevitable, de nuevo, se puede manejar desde un dispositivo móvil.

HP Smart tiene la ventaja de funcionar tanto con las impresoras personales como con las empresariales de HP, lo que significa que, independientemente de la elección de la empresa, sea inyección de tinta o  láser, las impresoras conectadas a la LAN son compatibles. Las funciones de HP Smart pueden ayudar a limitar el número de impresoras y a imprimir sólo cuando sea realmente necesario.

Impresión corporativa: ¡atrévete a cambiar!

Una gran empresa que suele imprimir mucho siempre tendrá interés en las impresoras láser de alto rendimiento. Pero para las empresas que avanzan cada vez más hacia la desmaterialización de sus documentos y el teletrabajo, que tiende a reducir el número de empleados presentes permanentemente en la oficina, la situación puede cambiar. Las impresoras de inyección de tinta son cada vez más económicas, versátiles y eficientes, y se adaptan a los problemas profesionales actuales de las pequeñas y medianas empresas.. Así pues, a medida que el mundo de la empresa cambia, puede que la impresora que era útil para tus empleados ayer ya no lo sea mañana: con las herramientas y soluciones que proporciona HP, tienes todas las herramientas que necesitas para hacer la mejor elección.