La adopción del teletrabajo traerá consigo una transformación mundial que afectará no sólo a las oficinas tradicionales, sino también a todos los procesos de conexión entre el hogar y la empresa.

La empresa de la post-crisis no será la misma que antes. Pero tampoco será como durante la crisis. Las semanas que los empleados pasaron en confinamiento fueron un experimento sin precedentes en el teletrabajo llevado a sus límites. Mientras que el trabajo remoto aún se estaba desarrollando en España, se convirtió repentinamente en la única forma de trabajar para millones de profesionales.

Ahora que vamos volviendo a la normalidad, las organizaciones tendrán que encontrar un nuevo equilibrio. El teletrabajo ha seducido a aquellos empleados que no lo habían practicado nunca y ha convencido a los directivos que desconfiaban de él. No hay duda de que, por lo tanto, ocupará un lugar mucho más importante en las organizaciones en el futuro. Pero las oficinas no van a desaparecer de manera inmediata. Ya sea por razones técnicas, organizativas o humanas, la gran mayoría de los profesionales no se quedarán totalmente teletrabajando y ahora dividirán su tiempo entre la oficina y el hogar.

La oficina como espacio de colaboración

El largo período de distanciamiento social que hemos vivido ha sacado a la luz el verdadero valor de lo presencial. Pero no la anticuada presencia cara a cara, la del espacio abierto, horas fijas y oficinas dedicadas. Es una nueva organización a la que aspiran ahora los profesionales. La oficina ya no puede ser un espacio compartido dedicado a tareas individuales. El confinamiento ha demostrado, si todavía fuera necesario, que el hogar era probablemente la mejor “burbuja” de concentración para llevar a cabo estas tareas de manera efectiva.

La oficina hoy debe ser un lugar dedicado a la colaboración y la inteligencia colectiva

El intercambio con los compañeros ya sea durante una reunión de equipo o una discusión informal en un café, es el único valor verdadero de trabajar en el sitio, el que realmente justifica el viaje. Si bien las tecnologías de videoconferencia han demostrado su eficacia, los debates improvisados a la vuelta de la esquina, las animadas lluvias de ideas en la cafetería o las ideas compartidas rápidamente en el ascensor siguen siendo fuentes de creatividad e innovación difíciles de reemplazar.

¿Cómo podemos replantearnos los espacios para acomodar a estos empleados que están de paso y buscando colaboración? Con los empleados presentes sólo dos días a la semana, el cambio más obvio es pasar a la oficina flexible. Este enfoque permite a los administradores ahorrar dinero reduciendo los metros cuadrados necesarios para el espacio de oficinas, pero también hacer espacio para crear nuevas áreas que favorezcan la colaboración.

Asegurar la continuidad de la experiencia

Algunas organizaciones ya habían comenzado esta transformación. Pero el desarrollo del teletrabajo implica un nuevo enfoque, en el que los empleados se benefician de una continuidad de la experiencia entre el hogar y el trabajo. Para esto, el equipo informático es clave. Los ordenadores portátiles y las aplicaciones SaaS permiten mantener un entorno de trabajo móvil. Pero, ¿qué pasa con el ecosistema que lo acompaña? El uso básico como la impresión, por ejemplo, debe ser replanteado fundamentalmente, no sólo en términos de hardware, sino en términos de flujo de trabajo.

Al igual que el trabajo, el córner de impresión ya no es un lugar

Es un servicio inteligente que debe ser accesible desde cualquier lugar, y ese es el significado de una tecnología como HP Smart, que incluye la solución de impresión remota HP ePrint. Con esta capacidad, los empleados pueden iniciar las impresiones que necesitan desde casa y luego recuperarlas de camino a la oficina. Esto no sólo evita que los documentos de negocios desordenen el entorno personal, sino que también impide que la información, a veces sensible, salga de la oficina.

Sin embargo, para los usuarios que deben imprimir en casa, es el proceso empresarial el que debe ser rediseñado. Con la función HP Instant Ink, HP ofrece un servicio de gestión y pedido de consumibles a usuarios registrados el cual permite que la impresora realice automáticamente el pedido de los consumibles necesarios para que lleguen directamente a casa, sin que el usuario tenga que hacer una solicitud de compra y sin que el equipo informático tenga que intervenir. El entorno de trabajo de mañana no será totalmente empresarial o totalmente doméstico, sino un conjunto de procesos ágiles que no dependen de un espacio físico.

 Para ser leído a continuación: ¿Cómo configurar tu ordenador HP para el teletrabajo?