Cada vez más empresas permiten a sus empleados trabajar desde casa. Pero para que la transición se desarrolle sin problemas, aún es necesario definir los procesos correctos y equipar a los empleados con las herramientas adecuadas. Veamos cómo han desarrollado esta transición nuestros compañeros de HP Francia.

El teletrabajo ya era un tema de interés para empresarios y empleados en el país vecino. En 2018, el Ministro de Trabajo de Francia, Muriel Penicaud, indicó a los medios que casi el 60% de los empleos en Francia se podrían realizar en remoto y que el total de empleos en remoto había aumentado un 25% en el año anterior. En 2019, un tercio de los empleados del sector privado optó por el teletrabajo según un estudio de Malakoff Médéric Humanis. Finalmente, hace unos días, la revista Stratégies tituló: ‘2020, el año del teletrabajo’. Por lo tanto, la tendencia del teletrabajo lleva camino de establecerse como algo cotidiano en la vida de los profesionales.

Buscando el win-win

Permitir que los empleados trabajen desde casa ofrece ventajas tanto para los empleados como para las empresas, lo que se denomina comúnmente como ‘win-win’. “La presión inmobiliaria es fuerte hoy en día y el teletrabajo hace posible diseñar oficinas que hagan un mejor uso del espacio disponible“, dijo Caroline Buscal, directora de Serda Conseil, en una mesa redonda sobre la transformación del trabajo. Para el empleado, esto puede suponer una mejora de su calidad de vida. “Es un fenómeno social y cultural”, enfatiza Mathias Helder, CEO de HEC Paris. “Mucha gente ahora acepta que su vida profesional y su vida personal convivan, y está convencida de que les interesará dedicar menos tiempo a viajar a su puesto de trabajo para conciliar su vida familiar”.

"

Una nueva organización

La implementación del teletrabajo debe realizarse en un marco bien definido y aceptado por todos los interesados. Cada empresa y cada equipo deben encontrar el modo operativo que permita a todos beneficiarse de las ventajas del teletrabajo sin que afecte a la productividad de la empresa o al trabajo en equipo. “Pedimos a los empleados que elijan un día fijo a la semana para teletrabajar”, dice Mathias Helder, por ejemplo. De esta manera, sus compañeros en las oficinas pueden organizarse más fácilmente en consecuencia. En Orange Business Services (OBS) incluso se ha implementado una aplicación dedicada a facilitar esta nueva forma de trabajar.

“El teletrabajo es algo totalmente aceptado e integrado”, explica Jean-Luc Vallejo, director de servicios de movilidad y marketing del entorno digital en OBS. “Pero lo aplicamos en un marco controlado. Los empleados son responsables y consecuentes con sus objetivos”. El teletrabajo permite al empleado tener cierta independencia, aunque debe tener en cuenta los objetivos marcados por la empresa. Le permite organizarse su día a su manera, lo que a menudo conduce a una división del horario. Por ejemplo, muchas personas interrumpen sus tareas al final de la tarde para recoger a sus hijos de la escuela, para después volver a conectarse por la noche y finalizar las tareas pendientes.“La empresa debe adoptar una forma de trabajar por objetivos, para permitir que todos los cumplan de la manera que les parezca más adecuada”, continúa Mathias Helder. “Pero no se trata de levantar muros entre las personas. El espíritu de equipo sigue siendo fundamental. Es necesario establecer rutinas, momentos de cohesión, como una reunión semanal”, recuerda Marie Barbesol, evangelista jefe de Klaxoon. “Es esencial mantenerse en contacto, pero sobre todo avanzar en proyectos conjuntos”.

"

Tecnología adaptada

Distancia y autonomía por un lado, cohesión y comunicación por el otro; el teletrabajo parece trabajar con antónimos, pero nada más lejos de la realidad. Después de los ajustes en la organización, aquí es donde entra la transformación digital.“El factor tecnológico es vital para permitir a los empleados tener una continuidad real entre su oficina y su hogar”, explica Sébastien Lefebvre, socio de Devoteam Management Consulting. Si el teletrabajo tiene tanto éxito hoy en día, es porque existen tecnologías que lo hacen eficiente y cómodo. Los servicios en la nube, la calidad de la red y los equipos móviles modernos permiten crear un entorno de trabajo eficiente en casi cualquier lugar. Los ordenadores portátiles HP EliteBook incorporan innovaciones dedicadas al trabajo remoto, como un teclado con teclas específicas para administrar llamadas de conferencia o tecnología de reducción de ruido ambiental para hacerse oír con claridad.

“Es difícil garantizar la calidad de la infraestructura en la casa de un empleado, incluida la red”, dijo Karim Jouini, CEO de Expensya. “Pero podemos asegurarnos de que tenga el equipo adecuado”. Una vez que se hayan marcado las pautas de organización y se haya implementado la tecnología, las puertas al teletrabajo estarán completamente abiertas para su organización.

"